Cledys Diaz, estudiante de Hudson County Community College, nombrada ganadora de bronce del Equipo Académico de Coca-Cola

Marzo 28, 2018

La Sra. Díaz, una inmigrante salvadoreña, será reconocida en ceremonias locales y estatales, e internacionalmente en la convención PTK de abril en Kansas City.

 

28 de marzo de 2018, Jersey City, Nueva Jersey – Hudson County Community College (HCCC) anuncia con orgullo que la estudiante de HCCC, Cledys Diaz, que reside en Union City y se graduará este mayo, ha sido nombrada Becaria Bronce del Equipo Académico de Coca-Cola y recibirá una beca de $1,000.

Cada año, la Coca-Cola Scholars Foundation, que patrocina el programa del Equipo Académico de Coca-Cola, reconoce a 50 Gold, 50 Silver y 50 Bronze Scholars con casi $200,000 en becas. La Fundación se asocia en este esfuerzo con Phi Theta Kappa (PTK), la principal sociedad de honor que reconoce los logros académicos de los estudiantes de colegios comunitarios y los ayuda a crecer como académicos y líderes.

Los ganadores de las becas serán reconocidos a nivel local y estatal, e internacionalmente en PTK Catalyst, la Convención Anual de Phi Theta Kappa, del 19 al 21 de abril en Kansas City, Missouri. “Becas como estas son parte integral del éxito de estos estudiantes para alcanzar sus metas educativas y profesionales”, said Dra. Lynn Tincher-Ladner, presidenta y directora ejecutiva de Phi Theta Kappa.

Presidente de HCCC Glen Gabert, Ph.D. declaró: “Estamos muy orgullosos de la Sra. Díaz y todo lo que ha logrado. Su compromiso y perseverancia son verdaderamente inspiradores”.

Como un joven inmigrante salvadoreño sin conocimientos de inglés, Díaz enfrentó varios obstáculos y desafíos para construir una vida mejor en los Estados Unidos. Se inscribió en el Colegio Comunitario del Condado de Hudson para cumplir su sueño de una educación superior. A través de la disciplina, el trabajo arduo y la perseverancia, el residente de Union City se graduará con un título de asociado en mayo y ahora trabaja como tutor universitario de inglés.

La beca de $1,000 de Coca-Cola representa un "camino directo" hacia la meta de la Sra. Díaz de convertirse en la primera en su familia en obtener una licenciatura en los Estados Unidos.aid.

“Soy consciente de que este viaje no será fácil, pero quiero aprovechar cada oportunidad y desafío con todo mi corazón y mente porque estoy bastante seguro de que todos mis esfuerzos valdrán la pena”, escribió Díaz en su solicitud de beca.

Antes de venir a los EE. UU. en 2013, la Sra. Díaz había completado tres años de universidad en San Salvador, donde la seguridad se convirtió en un tema constante. Tuvo que empezar de cero cuando llegó a los EE.UU. Su padre emigró solo a los EE.UU. y después de muchos años, obtuvo el estatus permanente para su familia. Comenzó tomando clases de ESL en HCCC como preparación para sus cursos de especialización universitarios.

“Era difícil de creer que a la edad de 20 años, tuve que empezar de cero en un entorno nuevo, extraño e intimidante”, dice.aid.

Además, tuvo que mantenerse económicamente por primera vez, aceptando un trabajo con un horario agotador en un restaurante de comida rápida para pagar su primer semestre en HCCC. Equilibrar el trabajo y la escuela mientras se adaptaba a una nueva vida incluía instancias de fracaso y frustración, así como estímulo y logro. Ella le da crédito a sus instructores de HCCC por ayudarla, aumentar su confianza y empujarla con fuerza. La experiencia la transformó.

De cara al futuro, los objetivos de la Sra. Díaz son continuar retribuyendo a la comunidad de HCCC a través de su trabajo de tutoría a tiempo parcial y continuar su educación. Después de graduarse de HCCC en mayo, planea obtener una licenciatura en Comunicaciones y Artes de los Medios en la Universidad de Rutgers. Ella tiene un GPA de 3.8.

“Lo que me motiva a levantarme todos los días, salir de casa cuando sale el sol y llegar a casa cuando se pone el sol es el aporte que voy a poder hacer con mi educación, a la comunidad donde crecí y este país que me ha brindado abundantes oportunidades”, agregó Díaz.

Ahora residente permanente de EE. UU., Díaz es un defensor mundial de la mejora de las oportunidades educativas, especialmente en áreas donde el deseo de aprender es abundante pero los recursos son escasos. Se asoció con la organización sin fines de lucro Sharing Joy, que le dio acceso a su red, recursos y voluntarios. Díaz recolectó y entregó donaciones de útiles escolares para los estudiantes de la Escuela Primaria Chaguiton, ubicada en una remota región montañosa de El Salvador.

“Esta experiencia me ha enseñado que no debemos perder nuestro sentido humano de compromiso con los demás y que plantar la semilla de la esperanza en nuestra sociedad dividida es posible a través de acciones sociales”, escribió Díaz en su solicitud de beca.

Su voluntariado en los Estados Unidos ha incluido el embolsado de alimentos para la despensa de alimentos mensual Garden State Episcopal Community Development y la limpieza y jardinería para Friends of Liberty State Park.